Soñar con Nunca Jamás

Peter Pan es el niño eterno, ese que le pregunta a Wendy: "¿Por qué hemos de crecer?" Decide vivir por siempre en un mundo de fantasía y allí se queda, obstinado en no asumir la edad adulta, aunque conlleve el riesgo de perder a Wendy. Dejando de un lado la vertiente arquetípica del personaje, símbolo de una forma de ser que se da con relativa frecuencia (no en vano algunos psicólogos manejan la expresión "Síndrome de Peter Pan") dejaremos aquí, como corresponde a la sección, unas breves notas sobre el creador de Peter Pan.
.
Pocos saben que el autor de este clásico infantil reflejaba en sus letras mucho más de sí mismo de lo que el lector puede alcanzar a imaginar. Nacido en Escocia, James Matthew Barrie tuvo que lidiar desde muy temprana edad con el fallecimiento de su hermano mayor David, muerto en un accidente a los cuatro años de edad. Como consecuencia de ese desgraciado suceso, su madre Margaret queda trastornada y desatiende por completo a su hijo James. La actitud fría de un padre también distante terminó por provocar que el futuro escritor padeciera enanismo psicogénico; esta enfermedad, de origen psicológico, hace que los niños sometidos a un estrés profundo dejen de crecer. Su estatura de nunca superó 1,47 m. de altura.
.
J.M. Barrie fue autor de varias novelas y obras de teatro de éxito. En 1907 escribe el libro que le abriría las puertas de la historia de la literatura: Peter Pan y Wendy, originalmente titulado Wendy a secas.
.
Algunas notas curiosas sobre este escritor es que era amigo de Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, desde su etapa universitaria. También que en los Jardines de Kesington, que le gustaba frecuentar, se erigió en 1912 una estatua en honor de Peter Pan que hoy permanece y que no fue en absoluto de su agrado. Por último, que la desgracia le persiguió toda su vida, pues tres de los hijos de su amiga Sylvia Llewelyn, de cuya custodia se hizo cargo a la muerte de ésta, perecieron de forma trágica, uno de ellos durante la Primera Gran Guerra, un segundo en un pacto suicida y el tercero arrojándose al metro, algunos años después de la muerte de Barrie.



Comentarios

  1. Deberían haber hecho una película Disney del autor, y no de Peter Pan. Pobre hombre.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?

Entradas populares de este blog

El Pasaje Matheu

Libros para un mundo mejor